5 cosas a tener en cuenta para viajar

Friends Searching Location Relax Vacation Weekend Concept

1. ¿Qué no se puede llevar el equipaje?

Están prohibidos explosivos y sustancias inflamables en el equipaje de mano y de bodega. Éstos incluyen cilindros de gas, petardos, entre otros.

Por motivos de seguridad, no podrás llevar en tu equipaje elementos de punta afilada como por ejemplo, tijeras con extremos en punta, bisturís, sacacorchos, pinzas, etc.

Las normas más estrictas se aplican para líquidos. No podrás llevar en el equipaje de mano más de 10 botellas de 100 ml cada una, empacadas en una bolsa transparente. De los límites descritos, se aplican dos excepciones:  transporte de alimentos lácteos para bebés y medicamentos de estos últimos podrás llevar la cantidad que sea necesaria durante el viaje.

2. Hacer las maletas es un verdadero arte

Cada aerolínea tiene sus propios requisitos con respecto al tamaño y peso permitidos en el equipaje de mano y de bodega. Es importante no sobrepasar estas restricciones, porque de lo contrario tendrás que pagar un valor adicional por exceso de equipaje en el aeropuerto.

La mayoría de compañías aéreas permite llevar en cabina, además del equipaje de mano, una segunda bolsa más pequeña que puede ser una cartera o un bolso de laptop.

Ya que el equipaje facturado recorrerá un largo camino antes de llegar a tus manos de nuevo, es importante que empaques de tal forma que no se dañe o rompa ningún elemento frágil.

3.      Prepárate para el check-in

En el aeropuerto no solo revisarán tu equipaje, sino que también te harán un control a ti antes de pasar a la sala de embarque. Cuando llegue tu turno, deberás tomar una cesta que está justo antes de la cinta de escáner y poner allí todas las pertenencias que llevas en sus bolsillos.  De ser requerido, también deberás quitarte chaqueta/polera, bufanda, cinturón del pantalón, etc.

Después, tus artículos pasarán por el escáner a través de la cinta, y tú deberás pasar por la puerta de control, pueden llegar a pedirte que te quites los zapatos.

4.      Cada país tiene sus propias reglas

El transporte de alimentos, por ejemplo, no es prohibido por ninguna compañía aérea. Sin embargo, algunas reglas deben ser cumplidas dependiendo de la empresa, del destino y de la cantidad de alimentos.  Algunos países, como os EEUU o Australia, prohíben la entrada de alimentos frescos en su territorio.

Otro caso aplica en el territorio de la Unión Europea en donde es prohibida la entrada de alimentos, leche, carne y productos de origen animal procedente de países de fuera de la Comunidad Europea.

Por lo anterior, te recomendamos verificar el reglamento del país de destino y de los países de tránsito.

5.      Usa ropa adecuada para viajar en avión

Parece trivial, pero vale la pena prestar atención a tu atuendo. Entre más largo sea el viaje, más podrás percibir los efectos de llevar ropa inadecuada. Lo más importante es asegurarse de que no apriete o incomode. Incluso si estás viajando durante el verano, vístete de tal forma que puedas quitarte las medias y abrigos. El aire acondicionado del avión funciona para mantenerte fresco

¿Cómo hacer la maleta paso a paso?

Man packing his luggage bag

1. Haz una lista:

 Antes de hacer la maleta planifica el futuro e intenta organizar lo que te vas a poner cada día que te has ido y cuenta la ropa que llevas puesta como uno de tus modelitos. Elige prendas que puedas combinar y asegúrate de añadir una o dos piezas de ropa interior de más.

Una vez que hayas decidido lo que vas a usar, escríbelo en un papel. Así te darás cuenta antes de llegar al hotel de si te has dejado algo esencial.

Como nota al margen: siempre guarda un juego de ropa extra en tu equipaje de mano. Nunca se sabe si vas a recuperar tu equipaje enseguida o va a pasar cualquier cosa con él. A la hora de hacer la maleta, tenlo en cuenta. Guarda tu medicación personal en tu equipaje de mano, tu cepillo de dientes, tu pasaporte, monedero…

2. Primero las partes de abajo:

Los zapatos y artículos pesados/voluminosos, tales como secadores de pelo y bolsos adicionales debes colocarlos en el fondo al hacer la maleta. Si se trata de una con ruedas las cosas pesadas deben ir en la parte inferior justo encima de las ruedas.

Tus zapatos, botas y bolsos son buenos lugares para guardar objetos pequeños  dentro como joyas, calcetines, guantes, cinturones, gafas y cosas por el estilo para maximizar el espacio. Una vez hayas metido los objetos pesados aprovecha los huecos que dejan con cosas más pequeñas y ligeras.

  • Pliega bien:

A la hora de hacer la maleta hay gustos para todo pero enrollar tu equipaje no siempre es una buena idea. Las prendas bien plegadas generan láminas planas y permiten aprovechar muy bien el espacio, los enrollados van bien, pero hay veces que ocupan demasiado o dejan huecos libres. La primera capa encima de tus zapatos y el resto de objetos pesados debe ser de las ropas más gruesas que vayas a meter en la maleta como los pantalones vaqueros o los de montaña, las chaquetas o suéteres. A medida que los vayas metiendo deja un hueco central para guardar la ropa de aseo ya que en el centro es donde menos riesgo hay de que se rompan los objetos de dentro. Si al hacer la maleta te quedan huecos alrededor úsalos para guardar el cepillo del pelo, un libro adicional, etcétera.

  • Productor de cuidado personal:

Los objetos más frágiles y de higiene personal deben ir en un neceser acolchado a ser posible y van a ir colocados en el centro de tu maleta para que estén amortiguados por la ropa. Las pequeñas botellas de colonia o perfume deben guardarse en una bolsa con cierre de zip por si se rompen o filtran a la ropa. De hecho, lo más inteligente es guardar las cremas en estas bolsas para estar libre de riesgos.

Recuerda que los líquidos deben ir en una bolsa de plástico transparente y cerrada en el equipaje si viajas en avión.

  • La carpa superior:

La capa superior de tu equipaje a la hora de hacer la maleta debe estar formada por las prendas de tejidos ligeros y más delicados propensos a las arrugas, como el algodón fino, las camisas o blusas, el lino, satén y seda. Si quieres ser supercuidadoso puedes envolverlas en papel de seda para protegerlos de daños y arrugas y colocarlos entre las prendas más fuertes de ropa para una protección adicional. Esto es una cosas elegante si eres una dama de honor en una boda y tienes un vestido delicado por ejemplo.

Si tu maleta tiene un bolsillo frontal en la parte interior especial que se despliega en una bolsa, mete ahí las prendas de este estilo porque este bolsillo está pensado para esto. Asegúrate de llevar una copia del papel que escribiste antes de hacer la maleta para que puedas tener controladas las cosas que llevaste y poder traerlas de vuelta. Al viajar lo mejor es dejar las cosas más valiosas en casa pero si piensas llevártelos puedes guardarlos en un cinturón de viaje con compartimentos o dejarlos en la habitación de hotel a buen recaudo.

¿Cómo elegir mejores maletas?

Travel luggage are ready for loading to the airplane at the airport.

Elegir las mejores maletas de viaje no es sencillo porque depende de muchos factores: la duración, el transporte, el destino, etc. Una de las primeras cosas a considerar es que resulte manejable. Esto es indiferente del tipo de transporte que utilicemos, ya que con todos habrá algún tramo que tengamos que hacer acarreando nuestro trolley/ equipaje. Por tanto una maleta excesivamente grande o pesada no es muy recomendable, quizá sea mejor opción repartirla en dos, pudiendo ser una maleta de mano.

¿Qué debo tener en cuenta a la hora de elegir maletas?

Tamaño de la maleta

Si el viaje es en avión nos podemos permitir un tamaño mayor que en tren, coche o autobús, donde el espacio es más limitado. Pero ojo con los suplementos por exceso de equipaje que nos pueden encarecer el precio. La mayoría de las maletas que se venden actualmente llevan ruedas, y mejor si estas son de goma y con rodamientos. Irán mejor y son bastante más duraderas que las de plástico.

Dureza de la maleta

Respecto a la dureza del exterior de la maleta de viaje, es cuestión de gustos y del tipo de viaje pero hay cosas a tener en cuenta. Las rígidas no son las más adecuadas para el coche, ya que ocupan mucho espacio y pueden ser difíciles de encajar. En este caso es mejor optar por las semirígidas o las blandas. Tampoco pondremos demasiado peso encima y como lo manejamos nosotros podemos tener en cuenta las cosas delicadas.

En avión, desde que facturas el equipaje y hasta que lo recoges en la cinta, tus maletas habrán recorrido un largo camino por las cintas de transporte, habrán cambiado varias veces de mano, habrán sufrido numerosos golpes y habrán estado debajo de muchos kilos de equipaje. Las rígidas protegen todo el contenido, pero lo más habitual es que cuando las recoges estén rayadas, golpeadas e incluso rotas.

Las maletas de viaje  blandas no protegen el interior y tendrías que tomar la precaución de llevar lo que se pueda romper en el equipaje de mano o colocarlo en la maleta dentro de algún recipiente que lo proteja. Normalmente estas maletas/trolleys aguantan mejor los golpes y suelen llegar bastante bien. Las semirígidas parecen la mejor opción para volar. Por un lado el equipaje está parcialmente protegido y por otro, al no ser completamente duras tienen mejor resistencia a los golpes.

Si viajas en tren o autobús, cualquiera puede valer. En este caso las maletas rígidas te garantizan que tu equipaje llega perfectamente y como te encargas tú de meterlas y sacarlas del compartimento de equipajes puedes protegerlas mejorEso sí, ten en cuenta que las rígidas pesan más que las otras y eres tú quien carga.

Tirador de la maleta

Otros detalles que tendríamos que mirar al comprar son el tirador de la maleta de viaje. Hay que ver que sea de suficiente longitud para nosotros. Algunos son demasiado cortos y terminas doblado o cargando con la maleta. Las cremalleras pueden reventar sobre todo a la vuelta si hemos hecho muchas compras. Es mejor que la maleta de viaje sea extensible, llevará doble cremallera y en caso de necesidad nos saca de un apuro. 

Si la buscamos de gama alta, cuanta más garantía tenga de fábrica mejor será, si viajas frecuentemente es mejor que te olvides de los chinos. Además debería llevar cerradura de seguridad o en su defecto hay que poner un buen candado, los pequeños se abren fácilmente.

 

Maletas de cuatro ruedas

No importa lo lejos que viajes o qué tipo de viajero seas. A la hora de comprar maletas debes de fijarte siempre en que esta sea práctica y fácil de transportar. Antes, si realizabas un viaje largo, teníamos que cargar con maletas enormes y pesadas. Este problema se ha acabado con las maletas de cuatro ruedas o maletas trolley. Desplazar estas maletas es tan fácil como empujarlas con un solo dedo. Eso sí, ten en cuenta su tamaño, ya que generalmente las maletas de cuatro ruedas suelen ser más grandes que las de cuatro.

Elemento diferenciador

No te olvides de poner algún elemento diferenciador. Como en todo, en las maletas también hay modas y no es difícil ver muchas iguales y que la nuestra termine en manos ajenas por error, o no.

Citado de: